La valentía de enfrentar los retos

La valentía de enfrentar los retos

Compartir
Karelia es feliz con su familia en País Vasco, tras enfrentar retos. FOTO: Cortesía.

A veces Karelia Moreno Olivas, del barrio Lacayo Farfán,  cierra los ojos y se transporta a su vida de hace seis años.

Es entonces cuando camina por las calles de Ocotal y entra de nuevo a la clínica donde ejercía como Auxiliar de Enfermería.  Pero es sólo eso, su ilusión.

El 5 de marzo de 2010, Karelia  decidió emigrar a España para ganar más dinero y preparar a sus tres hijos. Era viernes, pero no de fiesta.

Llegó al norte de España sin trabas, pero no fue fácil.  “Acá venimos  a trabajar como empleadas del hogar o como cuidadoras de personas mayores”, especifica.  De manera que toca acostumbrarse a esos oficios.

Obtener la residencia además es un desafío que lleva más de tres años.  Sin embargo, ella con valentía, logró sortear esos retos.

Actualmente vive en España con dos de sus tres hijos, aunque remarca que sigue extrañando su casa de origen, sus padres, su familia y ex compañeros de trabajo.

“Si tienes un empleo digno no hay necesidad de emigrar”, reflexiona.  “Muchas mujeres -agrega- la han pasado mal en España y han sufrido desde una depresión hasta maltrato y explotación en sus trabajos, esa decisión hay que pensarla bien”.

A futuro su sueño, con su pareja, es regresar a Nicaragua  y jubilarse en la tierra que la vio nacer, en su recordado Ocotal.

 

Artículo anteriorLa luz del norte
Artículo siguienteElla rompió barreras
Comunicadora Social, Universidad Centroamericana, con 20 años de experiencia y estudios enfocados en Comercio Exterior, Turismo y Periodismo de Investigación. Ha trabajado en los principales diarios de Nicaragua y en la parte corporativa. Es corresponsal de la revista regional El Economista.

Dejar una respuesta