Sello del norte

Sello del norte

Compartir
Blanca Leonor es ejemplo de buena ocotaleana. FOTO: Cortesía.
Blanca Leonor Peralta Paguaga nació en Ocotal y ha llegado lejos. Ella está  a cargo de un programa que busca un mejor ambiente en las zonas francas, es una tarea importante, pero aun así  no pierde el calor del pueblo que la vio nacer.Tiene la misma sencillez, franqueza y afabilidad, de cuando  estudiaba primaria y secundaria en Ocotal; de cuando recorría la calle principal del pueblo,  con su hermano menor, para llegar al colegio, y luego jugaba con sus primos y primas en el Parque Central.

No saca ningún título en sus pláticas,  pero es una experta en legislación laboral, tiene una maestría en Derecho del Trabajo y Seguridad Social, maneja dos idiomas y ha recorrido, por su profesión, Centroamérica, Europa y países asiáticos.

Pocas como ella han trabajado en la Organización Internacional del Trabajo y el Sistema de la Integración Centroamericana.

Blanca dice que la cercanía y seguridad que le brindó Ocotal le han ayudado a desarrollarse en su profesión.

“Estuve  rodeada de mi familia, amigos, buenos maestros y de buenos vecinos, y  eso ha incidido positivamente en mi vida, quisiera que mis hijos tuvieran esa misma oportunidad”, reflexiona.

Blanca no quiere desligarse nunca de Ocotal, a donde vuelve por lo menos dos veces por año con su esposo y sus dos hijitos.  “Ocotal siempre está presente”, comenta sonriendo.

Artículo anteriorDesde Ocotal
Artículo siguienteOcotal es su musa
Comunicadora Social, Universidad Centroamericana, con 20 años de experiencia y estudios enfocados en Comercio Exterior, Turismo y Periodismo de Investigación. Ha trabajado en los principales diarios de Nicaragua y en la parte corporativa. Es corresponsal de la revista regional El Economista.

Dejar una respuesta