Ella rompió barreras

Ella rompió barreras

Compartir
Nereyda rompió barreras en Canadá y disfruta a su familia. FOTO: Cortesía.

Nereyda Sánchez Cardoza no es una migrante común. Llegó a Canadá en 1988.

En ese país  se trató un problema cardíaco y se adaptó. Partió de cero.  “Lo más complicado es dejar la familia, toca volver a educarse, ajustarse a una cultura diferente, romper las barreras del idioma”, dice.

Nere refiere que afortunadamente contó con el apoyo familiar y que Canadá es un país de oportunidades. “Es multicultural, la educación es muy importante, y las fuentes de empleos no son limitados. Además hay comunidades de nicaragüenses”, explica.

En general se muestra agradecida con ese país, aunque  Ocotal  sigue siendo para ella lo mejor del mundo.

Recuerda que en el pueblo, ella y sus tres hermanos crecieron.  En Ocotal su mamá  abrió su pequeña empresa, una de las primeras de Nueva Segovia, y su papá surgió y se destacó como periodista.

A Nere, sus  ex compañeros de clases la recuerdan como una buena estudiante, simpática y analítica.   Algunos incluso comentan que bien pudo ser una Miss Ocotal, por su belleza.

Actualmente, ella  y sus hijos  visitan Ocotal anualmente. “Extraño su gente,  por eso cuando llego lo disfruto al máximo”, apunta.

Dejar una respuesta