Esos detalles de Ocotal​

Esos detalles de Ocotal​

Compartir
Ocotal tiene tantos detalles, que si si tefijás bien, te enamorás del pueblo. FOTO: A. Malespín.

El canto imponente de un gallo  es el perfecto momento para que salgás a disfrutar las calles de Ocotal.  A las 6.00 de la mañana las montañas a tu alrededor, el ir y venir de las personas que inician temprano sus faenas, y los estudiantes que van a su escuela, te dan los buenos días.

Caminando hacia el centro te encontrás con el mercado viejo, las mujeres en la esquina vendiendo tortillas recién  hechas o bien ofreciendo vegetales y frutas, algunas provenientes de zonas aledañas como Mosonte y Totogalpa.

Ocotal y sus encantos

Cuando  pinta el  atardecer, es momento para recorrer las veredas empedradas del Parque  Central, y dejarte llevar por sus hermosos jardines, arbustos con formas de animales, monumentos, e historia.

Y por la noche es tiempo de fritangas, bares y restaurantes, charlas con los amigos o bailes en la disco si es fin de semana.
Al final de la jornada, cuando toca descansar, no hay mejor aliado que el clima de Ocotal.

Dejar una respuesta