Un baúl hecho para la guerra de los años 80 hoy es...

Un baúl hecho para la guerra de los años 80 hoy es fuente de vida en Nueva Segovia

Compartir
Este baúl hecho para la guerra no tiene tapa para las plantitas que nacen. FOTO: A. Malespín.

Algunos pertrechos construidos para la guerra de los 80 en Nicaragua hoy ocupan un lugar en la vida de sus pobladores, como el baúl de la foto, que hoy da vida a un grupo de plantas en el barrio Sandino, de Ocotal, Nueva Segovia, pero fue elaborado con fines bélicos.

En el país, suele haber algún miembro de la familia que participó en la guerra. Los que regresaron del conflicto trajeron consigo relatos, una que otra mascota y objetos que le sirvieron para sobrevivir.

Y en la casa de algún amigo o familiar nos habremos encontrado maletas, gorros, binoculares o cajas usados en el conflicto que dividió al país. Una guerra que duró aproximadamente diez años y dejó cicatrices.

EL BAÚL VERDE DE MADERA

Es la década de los 80, un camión IFA va bajando la cuesta de Apatoro rumbo a Ocotal, los frenos rechinan y el tronar de su motor se escucha a una buena distancia, forma parte de una caravana del Servicio Militar Patriótico (SMP) que se dirige al pueblo.

Un baúl de madera color verde, lleno de cartuchos, es transportada dentro del IFA. El bamboleo provoca que se mueva de un lado a otro, a pesar de que el camión va repleto de armamento. Las municiones en el interior del camión servirán a las tropas que irán a las montañas de Jalapa, Teotecacinte o Wiwilí.

UN RECUERDO DE GUERRA Y PAZ

Al llegar al pueblo dos soldados bajan la caja, el peso causa que los militares pierdan el equilibrio al ponerla en el suelo, contiene demasiadas municiones, pero la madera resiste la carga.

Los cartuchos eran ocupados en cruentas batallas montaña adentro. Cada vez que el baúl se vaciaba lo volvían a llenar.

EL DESTINO DEL VIEJO BAÚL

En los años 90, cuando la guerra terminó, un soldado decidió llevarse aquel baúl a su casa. Pensó que podría serle útil a su mamá, ahora que ya no había municiones para rellenarlo.

Así, aquel baúl que una vez se ocupó para guardar balas, ahora es usado como macetera donde nace hierba buena. Lo que una vez se utilizó para fines bélicos, hoy contiene la tierra que mantiene la vida en un jardín de Ocotal.

Dejar una respuesta