“Banderas y harapos”, un libro inspirado en tiempos de guerra en Nueva...

“Banderas y harapos”, un libro inspirado en tiempos de guerra en Nueva Segovia

Compartir
Gabriela Selser planificó presentar "Banderas y Haramos" en Nueva Segovia. Foto: Cortesía.

De la época de guerra y de grandes hazañas como la alfabetización en Nueva Segovia, ya hay un libro: “Banderas y Harapos”, de la escritora y periodista de origen argentino, Gabriela Selser.

“Banderas y harapos” cuenta la historia de Gabriela como alfabetizadora y periodista en los años 80 en la zona norteña. Entrecruzándola, como refiere la escritora, con los testimonios de los jóvenes de entonces, que se alentaron con la Revolución.

Gabriela cuenta que “las Segovias” fue la primera zona a donde la enviaron como corresponsal de guerra en 1982, cuando tenía apenas 21 años.

“Eran los días en que las primeras bandas de contras empezaban a organizarse en Honduras, cruzaban la frontera para atacar poblados, centros de salud y escuelitas rurales del lado nicaragüense”, rememora.

Aun así a Gabriela le motivaba viajar a Ocotal, Jalapa y a las comarcas fronterizas.

“Me encantaba ver los paisajes de enormes pinos verdes, respirar el olor de la montaña y conversar con la gente, porque a pesar de la tensión que provocaba la guerra, podías constatar la sencillez y el valor de la gente del pueblo. A pesar del temor que sentían por estar tan expuestos, debido a la cercanía con la frontera, era gente súper valiente”, destaca.

EL SUEÑO DEL TELESFÉRICO

Han pasado varias décadas, y Gabriela ve algunos cambios en la zona.  Comenta que visitó hace cuatro años Ocotal y lo que más le impresionó fue ver “la destrucción de los bosques” que ella conoció en los años 80.

“Yo cuento en el libro que cuando cubríamos la guerra nos poníamos a soñar y decíamos que cuando llegara la paz se construiría un telesférico turístico (en Nueva Segovia) para viajar sobre las enormes montañas de pinos. Lamentablemente, esas montañas casi han desaparecido por la voracidad de la mafia maderera”, manifiesta.

Gabriela cree que ahora toca hacer una nueva alfabetización, pero esta vez ecológica.

DOLOR Y ALIVIO EN NUEVA SEGOVIA

Gabriela reconoce que el dolor de la guerra causa silencio en muchas personas, pero considera “necesario y urgente” honrar ese pasado, no sólo para rescatar lo positivo de la Revolución, sino también para no repetir los errores que condujeron al conflicto.

“La guerra es lo peor que le ha pasado a Nicaragua y nadie quiere que se repita”, afirma. Y cree que quizá por eso “Banderas y harapos” ya va por su tercera edición, muchos han empezado a hablar con sus hijos, con sus sobrinos, sobre las historias que habían callado por años, puntualiza.

Dejar una respuesta