Así nos paga el árbol más “agradecido”

Así nos paga el árbol más “agradecido”

Compartir
¿Qué le agregarías a todos estos jocotes? FOTO: A. Malespín.

En muchas zonas rurales de Nueva Segovia, en campos o patios de algunas casas, es común encontrarse con árboles de jocote, esas frutitas que cuando están verdes son crujientes y aciditas, y cuando están maduras son suaves y dulces.

Es casi costumbre encontrar, durante las épocas de cosecha, a vendedoras ambulantes por las calles de Ocotal, llevando canastos de jocotes en sus cabezas, mientras pregonan y los venden.

El jocote más popular de todos es el “corona”, y además es el más hermoso. Este se vende principalmente en los meses de noviembre y diciembre, o antes de Semana Santa, entre febrero y abril.

El árbol donde crece esta fruta es muy peculiar, o como dirían las abuelas “muy agradecido”, ya que además de la fruta, las hojas también son comestibles y muy ricas con sal y vinagre.

Dejar una respuesta