Actor, viner, camarógrafo y director, todo con un celular

Actor, viner, camarógrafo y director, todo con un celular

Compartir
El viner Abraham interpreta múltiples personajes. Foto: Fernando Zamora.

Como viner cuenta a la fecha con más de 10,600 seguidores, acaba de graduarse de secundaria, y sueña con ser actor profesional.

Abraham Moreno es su nombre artístico.  Tiene 20 años de edad, y  figura entre la nueva camada de chavalos norteños que se destacan por actuar a pesar de no contar con estudios en el tema ni con  súper equipos de grabación.

Con un celular en mano y con la ayuda de algunos amigos, Abraham cautiva cada semana a sus seguidores con pequeñas historias, vinculadas a la idiosincrasia local y a temas cotidianos, sin dejar de lado el humor.

SUS PAPELES

A Abraham bien lo vemos como el típico aficionado al fútbol con la novia que le desbarata los planes;  o bien como el joven que quiere migrar pero que, después de sondear, se da cuenta que “no como hay el barrio, que no hay como el pueblo”; o como el chavalo con una mamá que no se le escapa nada y que cuando dice que va a llover, “es que va a llover”.

Abraham cuenta que a  veces sus seguidores le dan ideas y las toma en cuenta.  Generalmente él se inspira en la vida diaria y en el humor nica, y cuando eso ocurre graba donde le es conveniente.  “Puede ser en el barrio (Danilo Ponce), en la casa o cualquier otro lugar…”, refiere.

AQUÍ VERÁS UN JOVEN EXTRAORDINARIO

Abraham empezó a filmar videos de 6 segundos entre 2015 y 2016, utilizando Vine, una aplicación que en ese entonces permitía crearlos de manera gratuita.

Pero desde finales del año pasado,  empezó a utilizar Instagram y Facebook para continuar creando historias cortas.

Actualmente el joven está subiendo un video por semana, dejando ver en cada uno su pasión y su manera singular de entretener a la gente.

HAY QUE SONREÍR

“La vida es mejor cuando sonríes”, dice en su perfil, y eso se nota en sus historias. A los chavalos y chavalas, Abraham les aconseja seguir sus sueños.

“Todo comienza con lo más pequeño, y hay que seguir los sueños,  hay que seguir las metas sin importar lo que opine o te diga la gente”, aconseja el norteño que aspira a ser reconocido por su quehacer.

Dejar una respuesta