Una emprendedora que le puso aderezo a su vida… y a Ocotal

Una emprendedora que le puso aderezo a su vida… y a Ocotal

Compartir
Violeta Almendarez, sus aderezos son inolvidables. Foto: Cortesía.

Violeta Almendarez es una emprendedora nata, desde pequeña le gustó el negocio, vendió de todo, pero hubo algo especial, le puso aderezo a su vida… y a Ocotal.

Violeta es la persona detrás de esos vasitos que dicen “Como en Casa Date un Gusto”, que hacen honor al cartel, porque son aderezos caseros, naturales y sabrosos. “Los sabores son como los de mi casa, ricos”, destaca.

Otra historia que te va a encantar: A esta mujer no le digan que no lo puede lograr

Todo empezó en un almuerzo en familia por la celebración del cumpleaños de su hermano menor. “Yo me encargué de la ensalada con el aderezo, a todos les encantó. Incluso, la novia de mi hermano y mi familia me aconsejaron que lo comenzara a elaborar para venderlos, porque estaba riquísimo… y me animé”, comenta.

¡UN BOOM!

En mayo de 2020 Violeta comenzó a realizar las pruebas en casa. Y ya en junio, estaba lanzando la primera comercialización del producto, con una inversión de mil córdobas, sumando a la línea encurtidos, chimichurri y carne fría, con una receta meramente familiar, también libre de preservantes.

  • Violeta recuerda que fue como “un boom”, porque eran caseros y eso, la gente del pueblo lo apreció. Al punto que no dejó de tener pedidos a través de redes sociales, que fue el canal que ella utilizó para darlos a conocer y promover las ventas.

La emprendedora tiene la venta fija en Tiendas Violetas, y ofrece carne fría en el supermercado San Judas, un local que le abre sus puertas a los emprendimientos locales.

La línea completa. Foto: Cortesía.

LA IMPORTANCIA DE PERSEVERAR

Cuenta que sus amistades y las amas de casa, son una parte importante de su clientela, así como los emprendimientos de comida, con los que tiene una relación de apoyo mutuo.

Seguinos en Facebook.

“Gracias a Dios, el producto ha tenido aceptación. Claro hay meses que son más buenos que otros, pero así es el negocio, y lo importante es ser perseverantes y no ver el emprendimiento como el que te va a dar un gran salario, no, hay que verlo como un complemento”, explica.

  • Violeta, por ejemplo, es licenciada en Administración de Empresas, y tras graduarse decidió no perder el tiempo y establecer, junto con su mamá, Tiendas Violetas, ¡el negocio ya lleva 15 años en pie!

DESDE SECUNDARIA

“Siempre me ha gustado el comercio. Desde que estaba en el instituto yo vendía bisutería y los domingos elaboraba comida por encargos, pizas, repostería y cuando me fui a la universidad, aunque mis padres me daban todo para mantenerme, yo siempre buscaba cómo vender algo”, recuerda.

Aquí podés «tomarte»: Un café a prueba de obstáculos

Además, aprendió a cocinar a los 8 años de edad, algo que viene de familia con la influencia culinaria de su abuelita Lucilita.

Actualmente Violeta planea extender la venta de su nueva línea en Somoto, Estelí y Managua, manteniendo la presentación de 8 onzas para los aderezos y de 16 onzas para los encurtidos. En el caso de la carne fría, la continuará comercializando en una y media libra.

Please follow and like us:

Warning: A non-numeric value encountered in /home/quetaloc/public_html/wp-content/themes/Newsmag/includes/wp_booster/td_block.php on line 352

Dejar una respuesta