¿Qué hay detrás de la gran fiesta de Ocotal que la pandemia...

¿Qué hay detrás de la gran fiesta de Ocotal que la pandemia arruinó?

Compartir
Parroquia Nuestra Señora de la Asunción, en Ocotal, Nueva Segovia. Foto: Wpr

De no ser por la pandemia, que acentuó la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde 2018, este 15 de agosto Ocotal estaría en su gran fiesta anual, en honor de la Virgen de la Asunción. Pero, ¿qué hay detrás la celebración que la COVID-19 nos arrebató? Aquí un listado de cosas que probablemente no sabías.

  • La Virgen de la Asunción fue venerada en Nueva Segovia desde la primera fundación de la ciudad, en 1543. Por eso lleva su nombre la parroquia de Ocotal, Nuestra Señora de la Asunción, considerada “Patrimonio Histórico Cultural de la Nación” desde 2008.
  • La primera imagen de la Virgen de la Asunción fue venerada durante 327 años en Nueva Segovia, hasta que en 1870 fue enviada a Guatemala para ser restaurada tras un incendio, y se perdió en el camino. Pasaron tres años antes de que hubiera una nueva referencia física de la virgencita en la parroquia de Ocotal.
  • La Virgen de la Asunción goza de un cariño especial en las tres ciudades que fundaron los españoles en Nicaragua: Granada, León, y Nueva Segovia.
  • La Virgen de la Asunción es considerada como la primera persona que fue al cielo, después de Jesucristo, por sus méritos conocidos, como son el hecho de no tener “la mancha del pecado”, haber sido la “madre de Dios” en la Tierra, y haber llevado una vida santa.
  • Contrario al Señor Jesús, la Virgen no ascendió al cielo, sino que “fue llevada en cuerpo y alma”. La fe indica que no murió, como su hijo, sino que entró en un sueño profundo, con lo cual su cuerpo, del que no se tiene referencia, se considera incorrupto.
  • La asunción de la Virgen, único ser humano en llegar al cielo sin esperar el fin del mundo, es vista como ejemplo de que la promesa de la resurrección es real, y por eso representa la vida más allá de la muerte.
  • La Virgen de la Asunción también es celebrada por los católicos ortodoxos, anglicanos, y armenios.
  • Las fiestas en honor de la Virgen de la Asunción han inspirado otras celebraciones en países como España, entre ellas las que se dan por la Virgen de la Paloma, Virgen del Prado o Virgen de los Reyes.
  • La Asunción de María no fue más que una creencia popular hasta que el 1 de noviembre de 1950, el papa Pío XII, la estableció como dogma, es decir, algo innegable.
  • Según el papa Francisco, la Asunción de María “sostiene a los cristianos en el combate contra las fuerzas del mal”.

Dejar una respuesta