La bella frontera que separa a Nicaragua y Honduras

La bella frontera que separa a Nicaragua y Honduras

Compartir
La cordillera Dipilto-Jalapa conforma una bella frontera entre Nicaragua y Honduras. FOTO: A. Malespín.

Ubicada en el extremo norte del país, en el departamento de Nueva Segovia, esta una de las reservas naturales más importantes de Nicaragua, la cordillera Dipilto-Jalapa.

En ella se encuentra la cumbre nicaragüense más elevada, el cerro Mogotón (2,106 metros sobre el nivel del mar) y los cafetales donde se produjeron las mejores cosechas de café en los últimos años.

Cubierta de los pinares de ocote más australes de América y los mejores cafetales de Nicaragua, la cordillera es una frontera natural con el vecino Honduras.

Fue declarada reserva natural el 4 de noviembre de 1991, y en ella habitan animales como pumas, coyotes o venados, así como árboles de madera preciosa como pino  de ocote, roble y cedro.

Con 31.315 hectáreas de extensión, el área abarca los municipios de Dipilto, Mozonte, San Fernando y Jalapa.

En esta cordillera, la más representativa de norte de Nicaragua, nacen fuentes de agua que sacian la sed de la zona.

Artículo anteriorSan Francisco de paz
Artículo siguienteEl antípodas de Nueva Segovia
Editor audiovisual de Qué tal Ocotal. Egresado de Comunicación y Relaciones Públicas, con experiencia en locución radial y producción audiovisual, excolaborador de la Agencia EFE en Nicaragua, y de revistas locales. Miembro y fundador del medio de comunicación digital República 18. Colaborador independiente de organizaciones no gubernamentales.

Dejar una respuesta