El prestigioso lugar del río Coco en el mapa de la humanidad

El prestigioso lugar del río Coco en el mapa de la humanidad

Compartir
Con su nuevo estatus de Geoparque, el río Coco ahora es un lugar de importancia internacional. Ahora se debe cuidar de los incendios forestales y la contaminación. Foto: A. Aguilera.

Desde el 10 de julio de 2020 el río Coco no es uno cualquiera. Se trata del único Geoparque de Centroamérica considerado de importancia mundial por la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Su prestigio es tal, que ahora mismo en América Latina solamente hay otros siete lugares que se le comparan.

Con su designación, el río Coco, en la parte del Cañón de Somoto, ahora firma parte de la exclusiva Lista de Geoparques mundiales de la UNESCO (UGGp, por sus siglas en inglés), compuesta por 161 lugares de importancia global en apenas 44 países del mundo.

La importancia del río Coco para la humanidad ahora está al nivel de geoparques como el M’Goun de Marruecos, el Burren & Cliffs of Moher de Irlanda, Jiuhuashan de China, Shetland de Reino Unido, o el de Granada en España,  esta último, “hermano de promoción” del nicaragüense.

El nuevo estatus del Coco también le ubica a la par de los otros cinco sitios de Nicaragua con importancia internacional, entre los que se encuentran tres reservas de biosfera y dos patrimonios mundiales culturales.

Las reservas de biosferas son Bosawás, Ometepe y Sureste de Nicaragua (Río San Juan). Los sitios considerados Patrimonio Mundial Cultural, son las Ruinas de León Viejo, y la Catedral de León.

Como dato adicional, la UNESCO también reconoce un aporte de Nicaragua que no es físico, sino intangible, como es El Güegüense, considerado “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”.

MANTENER EL ESTATUS

Pero el reconocimiento viene con “trampa”. Según los requisitos, para que el río Coco mantenga su estatus de Geoparque los pobladores, autoridades, y visitantes, tienen que cuidar que se cumplan las mejores normas en diez temas diferentes.

Así, se debe tener el cuidado de conservar los recursos naturales, riesgos geológicos, efectos negativos del cambio climático, niveles de educación, ciencia, cultura, aporte de las mujeres, desarrollo sostenible, conocimiento local e indígena, y la geoconservación.

En otras palabras, si continúan las quemas bosques, el saqueo de arena, la contaminación, o el cambio de uso del suelo, el río Coco dejará de tener importancia mundial.

Aunque la zona considerada Geoparque solamente abarca la parte del Cañón de Somoto, y resto del recorrido por Madriz, de todos depende de que el estatus se mantenga, o quién sabe y se extienda a lo largo de sus 680 kilómetros de extensión.

Dejar una respuesta