El desarrollo es inevitable cuando una microfinanciera da el valor correcto a...

El desarrollo es inevitable cuando una microfinanciera da el valor correcto a la comunidad

1555
0
Compartir
Este año Fundenuse S.A., tiene como meta apoyar la educación en las comunidades donde opera. Foto: Cortesía.

Elsa  Matute  y María Isabel López, tienen diferentes oficios y viven en distintos barrios.  Una administra una tortillería en el Nuevo Amanecer y la otra, es  maestra y propietaria de una granja de pollos en Pueblos Unidos.

Pero semanas atrás coincidieron en Fundenuse S.A para recibir una mochila escolar, que la entidad otorgó a  cada hijo e hija de sus mejores clientes, es decir que son “buena paga” y que solo tienen préstamos con la entidad.

Elsa y María Isabel concuerdan en que sólo con la microfinanciera trabajan para hacer crecer sus negocios porque es “transparente” y da acompañamiento financiero.

“No te obliga a dar las escrituras de tu casa para darte el crédito, responden rápido y  asesoran”, explica María Isabel, quien con su granja pasó de 30  a 100 crías en los últimos tres años.

CRÉDITO PARA REDUCIR LA POBREZA

La verdad es que en Ocotal no hay quien no conozca la entidad. Hace  más de 20 años, nació en el pueblo con la misión de reducir la pobreza en el norte, pues la zona figuraba entre las más pobres de Nicaragua. De modo que Fundenuse S.A. se planteaba cambiar esa realidad generando negocios.

Hoy por hoy, es la única microfinanciera, de Ocotal, que se ha fortalecido con los años en Nueva Segovia,  extendiéndose a Madriz, Estelí, Matagalpa, Jinotega, Boaco y León, este último en el occidente de Nicaragua.

Denis Alemán, gerente general de Fundenuse S.A., recuerda que iniciaron con  5 clientes, todos vinculados al comercio.  Actualmente son 33 mil los que atienden, y de estos, el 58 por ciento ¡son mujeres!  

“Son clientes,  de sectores como  servicios, industria, comercio, agricultura, pecuario, vivienda, agua y saneamiento, energía renovable, eficiencia energética y consumo”, destaca el gerente general.

LA ÚNICA QUE ATIENDE A JÓVENES

La cartera actual de Fundenuse S.A. es de 26 millones de dólares y esta crece un 25 por ciento al año.  Mientras, la de clientes, se incrementa un 20 por ciento anual.

Son buenos números, con productos diversificados,  que ya ubican a Fundenuse entre las 100 mejores microfinancieras de América Latina y el Caribe.

Otro hecho que la hace destacar, es que se trata de la única en la zona norte que atiende financieramente a jóvenes.

Alemán precisa que el 20 por ciento de sus clientes son de 30 años o menos.  “Los jóvenes nos buscan para iniciar sus negocios, porque  no encuentran  apoyo por la falta  de experiencia”, expone.

Los créditos que otorgan van desde los 30 dólares. “Nosotros no discriminamos a nadie, todo es que el cliente tenga voluntad de pago y capacidad de pago, el cliente que tenemos es gente que lucha y son buenos pagadores, nuestra mora es del 0.98 por ciento”, dice el gerente general.

En agosto próximo, Fundenuse cumplirá 25 años. Y los celebrará con 21 sucursales, ubicadas la mayoría en el área rural.

Dejar una respuesta