Cuatro cumbres estratégicas desde donde se puede observar Ocotal

Cuatro cumbres estratégicas desde donde se puede observar Ocotal

784
0
Compartir
Las cumbres que rodean Ocotal nos dan vistas del pueblo como esta. Foto: A. Malespín.

Las cumbres están entre los elementos de la naturaleza que más llaman la atención del paisaje de Ocotal, son muchas, pero las más recomendadas para los turistas son cuatro: Apatoro, La Cruz, La Fortaleza y Las Tres Señoritas.

Cada una de esas cumbres tiene un mirador, por eso el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) las recomienda a aquellos que desean observar Ocotal desde lo alto.

TODO AVENTURA

Apatoro, de unos 900 metros de altura, es el cerro con forma de campana que se observa del otro lado del puente de Ocotal, ofrece una excelente vista de la ciudad, y aunque es necesario subirlo con un guía, la gente de allí es agradable y hasta se puede conocer a algunos de sus fundadores.

Desde esa cumbre se puede ver otra, la del cerro de La Cruz, al norte de Ocotal, debido a su posición, ofrece una hermosa vista, aunque es bastante inclinado, eso favorece el sentido de aventura, lo que da una razón extra para ir al pie de la estructura que le da su nombre.

UNA MÁS CERCA DE LA OTRA

La Fortaleza es otra de las cumbres recomendadas para los turistas porque casi está en la ciudad. Aunque solamente tiene 55 metros sobre el nivel del mar, observar los amaneceres y atardeceres desde ahí es un privilegio por cómo los rayos del sol bañan los techos y se mezclan entre la naturaleza.

La última de las cuatro cumbres es el cerro de Las Tres Señoritas, al oeste, aunque parece lejos, no lo es tanto, ya que solamente está a 8 kilómetros, y su entorno natural es clasificado como “impresionante” por los expertos en turismo debido a sus paredes rocosas, con el agregado de las leyendas que rodean la zona.

CUMBRES Y LIBERTAD

Verle las casas al pueblo es siempre un espectáculo, pero hacerlo desde algunas de las cumbres más emblemáticas que rodean Ocotal, con ese aire de libertad que da alcanzar lo más alto, da una sensación extraordinaria.

A lo mejor la próxima vez que alcemos la mirada para ver aquellas cumbres, nos animamos a subirlas para saber cómo ellas ven Ocotal.

Dejar una respuesta