Emprender en Ocotal

Emprender en Ocotal

369
0
Compartir
Lorna y su equipo de trabajo, gente incansable. FOTO: Cortesía.

Lorna Moreno Cajina es “profeta en su tierra”. Desde hace ocho años decora promociones y todo tipo de eventos en Ocotal, y le ha ido bien.

Ella dice que Ocotal le ha dado la oportunidad de demostrar que con poco se puede hacer mucho.

Aunque reitera que es importante la perseverancia,  además “hay que tener en cuenta que tu cliente es único y que tenés que darle lo mejor para su evento, tu cliente te lleva con el siguiente”, indica.

Lorna decora con arte. Ella se inspiró en su madre.  Recuerda que cuando era niña, le ayudaba a su mamá a decorar alguna fiestecita de las hijas de sus amigas.

Ya de grande, estudió abogacía  y trabajó por muchos años en la Alcaldía de Ocotal. Pero hubo cambio de gobierno municipal y quedó en el desempleo, tras eso y ya con alguna inversión de por medio nació su emprendedurismo.

Lorna puso su creatividad a trabajar y estableció el negocio familiar de la decoración de eventos.

El plan financiero que definió, lo orientó a reinvertir en el negocio y dejar reservas para poder trabajar sin presión y no depender de los bancos.

Doña Viola de Castillo, habitante de Ocotal, fue una de sus primeras clientas. Hoy, tras ocho años de esa labor, Lorna y su equipo engalanan bodas, bautizos, casamientos, 15 años, comuniones, eventos empresariales, entre otros, en  zonas de Estelí, Madriz y Nueva Segovia.

Lorna asegura que se puede emprender en Ocotal, pero aconseja ir paso a paso: definir bien la idea o proyecto, estudiar el mercado y medir las metas. Ahora ella espera combinar su negocio familiar con otro que viene en camino.  “De la mano de Dios, todo nos saldrá bien”, resalta.

Dejar una respuesta