La Barra Fiel, que por su equipo ha caído presa o roto...

La Barra Fiel, que por su equipo ha caído presa o roto la imagen de la Virgen

Compartir
La Barra Fiel es presidida por el entusiasta Norman Rosales Idiáquez, abajo al centro. FOTO: J. Aguilera.

La Barra Fiel del Deportivo Ocotal es de las más recientes de Nicaragua, pero también de las más divertidas, por su equipo preferido de fútbol se pintan la cara, se agrietan la garganta y se parten el alma… o la imagen de la mismísima Virgen María.

Con esta barra cada fin de semana es una aventura. A las interrogantes de cómo apoyar, cuándo viajar, cuántos podrán, dónde comer y en qué regresar, sólo existe una respuesta: “seguir al equipo donde vaya”, afirma su coordinador, Norman Daniel Rosales Idiáquez, el que vende frutas y dulces en la esquina frente al parque.

LAS AVENTURAS

Por eso un día se quedaron la noche junto a una carretera, esperando al día siguiente el paso del primer bus que los regresara a Ocotal, en otra, cayeron presos por celebrar en exceso una victoria por 3-1 ante el todopoderoso Real Estelí.

Y ellos, que antes de cada juego le piden “perdón a la Virgencita” por suplicarles que les dé la victoria “aunque los otros equipos también tienen derecho a ganar”, terminaron rompiendo la imagen de la Virgen María en una efusiva celebración, al caer a la gradería tras enredarse con una manta de apoyo al Deportivo Ocotal.

Pero la diversión no los lleva a la violencia. Con tristeza reconocen que, para no crear problemas, tienen por norma no ir a Diriamba, donde hay antecedentes de violencia en el fútbol nacional.

MIRÁ AQUÍ DE DÓNDE ES EL MEJOR

Eso sí, perderse un “clásico” Deportivo Ocotal vs Real Madriz es impensable. “¡No nos matamos, nos rematamos!”, asegura Rosales, entre carcajadas.

Estos clásicos norteños son especiales porque ambos equipos suelen luchar por la punta de la tabla de la Primera División, siempre que se ponga al revés.

Rosales goza de la lucha por no bajar a la Segunda División, pero advierte: “Estamos jáfana-jáfana, una vez nos bajaron ellos y una vez nosotros”.

El número 12 es clave para la Barra Fiel, pues se consideran el duodécimo jugador. “A los jugadores se les eriza la piel de sólo escucharnos”, dice Rosales.

EL VALOR QUE TIENE EL 12

Y precisamente este año cumplen 12 años de existir, así que llevan en su espalda el número 12 con un orgullo especial… eso sí, ellos no son 12 en total, son más de 40, con ocupaciones que van desde trabajadores por cuenta propia hasta profesionales.

Con orgullo dicen que, a punta de rifas, fiestas y donaciones, dejaron de animar al “Depor” con botellas llenas de arena o alarmas de los carros, para comprar instrumentos “modernos”, entre ellos  3 bombos, 2 cajas, 2 bajos, trompeta y un trombón.

Para este sábado tienen planeado asistir a una fiesta donde todo lo recaudado será para cubrir los gastos del mes del Deportivo Ocotal, que no tiene empresas que lo patrocine, pero cuenta con una fanaticada fiel y divertida.

Dejar una respuesta