Para esta banda rítmica septiembre no es el único mes de la...

Para esta banda rítmica septiembre no es el único mes de la patria

1818
0
Compartir
La banda rítmica SRI llama la atención donde quiera que se presenta. Foto: Julio Aguilera.

Cualquier banda rítmica que se precie de su grandeza tiene en septiembre su punto cumbre, sin embargo en Nueva Segovia, los grandes días de la Selección Rítmica Independiente (SRI) van más allá del noveno mes.

La SRI no se limita a practicar para septiembre, su emoción va más allá de estrenar uniformes, ya que sus integrantes suelen aportar  sus talentos y habilidades en actividades benéficas, tanto dentro como fuera de Ocotal, su ciudad de origen.

Con la misma pasión que tocan y danzan por la patria, lo hacen por una colecta, concierto o rifa, si el objetivo es ayudar a personas o causa que lo necesitan.

En un grupo integrado por 130 personas, incluyendo niños desde los seis años de edad, tener siempre consenso a la hora de ayudar, puede ser una tarea difícil, pero se vuelve fácil cuando todos comparten altos valores morales.

BANDA CON ALTOS VALORES MORALES

Gracias a esos valores, la SRI se ha ganado el amor, respeto y admiración de la gente, tanto dentro como fuera de Ocotal.

La SRI destaca allá donde se presente. Foto: Cortesía.

Pero esos valores no trascenderían sin calidad, el arduo entrenamiento de los integrantes de la SRI la ha llevado a encuentros de bandas en Rivas, en el Carnaval “Alegría por la Vida” que cada año reúne a las mejores de Nicaragua, al reconocido Carnaval de La Trinidad, a eventos con su par de Estelí, e incluso ha representado al talento nicaragüense en Honduras.

Y sin embargo no se trata de autómatas dedicados exclusivamente a darle al tambor, la mayoría son chavalos que estudian, trabajan, se cansan, se divierten, tienen amigos y aspiraciones.

Suelen reunirse después de las prácticas para compartir su lazo de amistad, tienen un alto sentido de compañerismo y lealtad, además, siempre están pendientes uno del otro, listos para apoyarse entre sí, como lo harían por otras personas que lo necesitan.

APOYO Y CRECIMIENTO

Así han crecido como banda en los últimos 4 años, si uno no logra completar su equipo, el otro se lo completa, si aquel se cansa en plena presentación, este toca el doble de fuerte, si uno no reúne dinero para ir a una presentación el otro le da para el pasaje, y si necesitan más, pues se hacen altruistas con ellos mismos y montan cualquier actividad para que la SRI mantenga su nivel. En todo esto, los padres de familia son un gran apoyo.

Con esa solidez, ahora planean realizar un festival nacional, obtener recursos para cumplir compromisos internacionales, y el gran sueño: formar una escuela de música donde se enseñe con instrumentos de cuerda y viento.

De modo que la próxima vez  que vea la SRI, piense en que si su presentación le causa gran impresión, su altruismo lo va a dejar alucinando, pues no solamente hace patria en el mes de septiembre.

Dejar una respuesta